22 de agosto de 2011

El País de las Maravillas.

Sueña. Sonríe. Sorpréndete. Llora. Vive.
-Quiero enseñarte algo.-Me abrocho la chaqueta de lana, y me froto las manos en los pitillos gastados. Esas palabras salen de su boca lentamente, como si quisiera saborear cada una de sus palabras. Miro con curiosidad sus ojos verdosos, que con la luz brillante del día carecen casi de azul
-¿Está lejos?.
-¿Qué mas da eso?.-Carraspea. Comparo su pelo revuelto aun liso con los cabellos sedosos y ondulados de James, su hermano. Si te fijas bien en sus ojos, tienen una ligera similitud. Aunque son tan distintos, tan encantadores. Dave tiene sus dientes ligeramente torcidos, aunque James muestra una sonrisa completamente perfecta. Dave tiene unos ojos grandes y brillantes, aunque los de James son rasgados y oscuros. Los dos son altísimos. aunque Dave posee un cuerpo musculado y fuerte. Sin embargo, James es tan elegante, tan fino que parece que su cuerpo se compone de rectas y delicadas curvas. ¡Son tan diferentes!. Y los dos me atraen por igual. ¡Ay, Remember, y pensar que viajaste tanto para acabar igual!. Y es que, la historia se repite
-No la pierdas eh.-Sonríe.
-¿Para qué sirve?.-Frunzo los labios, nunca me han interesado mucho las sorpresas.
-Es la entrada para un lugar -Me agarra la mano. -Cierra los ojos.-Hago lo que me ordena. Inspiro lentamente, y siento  una oleada de viento fuerte que hace que me desabroche violentamente la chaqueta celeste. El  peinado recogido antes bien peinado, ha quedado en un intento de moño. Hago el intento de abrir los ojos, pero el fuerte viento hace que en menos de un segundo vuelva a cerrarlos con escozor. El viendo amaina lentamente, y aun siento su mano agarrada fuertemente a la mía.                      -Lentamente abre los ojos.-Dice en un susurro.  Hago lo que me dice nuevamente despacio, y ahogo una exclamación al ver borroso lo que veo. Sacudo la cabeza y abro los ojos más. Este lugar se parece al país de las maravillas. Sí, sí. El de Alicia. Pero, en este caso, este era nuestro país. El país de Dave y yo.
-¿La tienes?
-¿Eh?-Desorientada y confusa, hago un gesto de confusión. Luego, caigo a lo que se refiere. Le entrego la entrada azul, y sonríe.
-¿Preparada?.-Asiento. Tengo curiosidad de dónde me lleva.

Por un momento espero encontrarme con ese gato que sonríe tanto, con esa oruga fumadora, con los hermanitos rechonchos, y, sin miedo, con la reina de corazones.
Es un jardin largo, extenso y sin fauna alguna. Un cielo rosado cubre el horizonte, y más lejos, una puerta. Introduce la entrada, que segundos sobre sale con una marquita, parecida a la que hacen en el metro, donde, nos besamos.
Veo una pantalla blanca, ancha. Dos asientos, y gominolas de frambuesa. Tomo asiento. Se apaga la sala, donde solo se oyen nuestras respiraciones. Al comenzar, se pueden leer varias palabras abajo a la derecha.

Sueña. Sonríe. Sorpréndete. Llora. Vive.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola hola! Resulta que me encontré con tu blog y me ha encantado *•* (por cierto, tienes una seguidora más). No he tenido mucho tiempo de leerlo pero prometo que lo haré desde que consiga un huequito. Bueno, y ahora me presento: Soy C. Joule como mi nuevo yo, y como mi nuevo yo quiere decir que no soy nueva en este mundillo pero sí que tengo un nuevo blog esperando a que alguna personilla como tú deje su huella en él (espero que no suene demasiado desesperado y publicista, ya que solo intento ganar alguna opinión y crítica, todo el mundo sabe que un blog se alimenta de comentarios) y bueno, aquí te dejo la dirección por si al menos te ha sonado buena la propuesta http://cosquillasenfinesdesemana.blogspot.com.es/
    Besos volados de un pequeño pájaro de Julio; espero verte !

    ResponderEliminar