7 de noviembre de 2010

¡Cuidado Mundo, Remember está presente!

Te sientes bien. ¿Eh?. Ya todo no es complicado. Sientes eso. ¿Lo sientes? Crece. Crece, crece crece con cada suspiro. Tienes que decir que él es el amor de tu vida. ¿Lo sientes? No tengas miedo a decirlo. Grita. Exprésate. ¿Es lo que estabas esperando?. O quizás no. Te equivocas. Y entonces llegan esas dudas que te hacen estremecer. Agitas tu cabeza esperando que del aire salga una respuesta. Piensas "Solo pasaron unas horas... No puede haberse olvidado ya de tí". ¿Pero te estás oyendo?. Sabes,  muy bien que en un simple segundo tu vida puede cambiar por completo. Lo sabes, y lo sabes bien. Recuerdas a papá, a mamá, y a Nicolás. Él te regaló muchas sonrisas en aquellos tiempos, y tu se lo devolviste de la peor manera. Intentas que ese recuerdo salga disparado de tu mente, pero sigue ahí, haciendo que ese dolor de tripa crezca. Y sabes lo que necesitas. Sí, lo sabes. No es una medicina, no es una tirita de ositos lilas. No. Necesitas que venga esa mirada chispeante, a decirte lo que quieres oir. A decirte que no tenías culpa de nada aquello. Pero él no vuelve, no está. Entonces, lo ves. Está en su cuarto, lo observas detenidamente. Se rasca la nuca, está buscando algo. Entonces sonríe. Te ha visto.  Te sonrojas, sabes que querías que te viera, pero te haces la indiferente.  Entonces te guiña un ojo, y se va. Esperas su visita, mientras acaricias el almohodón. Estás desasogada. Está tras de tí, y con unas palmas tan cálidas que te hacen explotar por dentro, te cubre la cara completa.
        -¿Dónde está lo más bonito de todo París?.
        -Justo tras de mí.
        -Bah, no Mientas Remember. ¡Oye! Que te he traido algo ...-
Esperas ansiosa. Sabes que no te importa lo que traiga, su presencia es tu mayor regalo.
Sonríes, él con su tez clara y sonrojada, busca dificilmente en su maleta marrón de cuero. Está algo estropeada, tiene ya varios años, pero nunca se separa de ella. Está dibujada, coloreada, y huele a él.
"Remember nunca será un simple recuerdo".
        -Aaaaquí está.
        -Es... ¡Un abrigo megro de botones!. Jopé Jhon, es perfecto.
        - Sabía que te iba a gustar. Tiene un gusto a anticuado, y además mira la etiqueta.-
"Nunca seré un simple recuerdo".
Una lágrima cálida recorre tu tez blanca. Deja un rastro frío en tu cara, aunque la gota en sí es caliente. Le abrazas fuerte, y estás avergonzada, no tienes nada para él.
       -Em ... Yo ...
       -Si tú estás contenta, ese ya es mi regalo.
       -Bueno chica del abrigo con botones oscuros, ¿Te lo pruebas?.-
Sonríes, te queda perfecto. Es largo, tan largo que te recorre las rodillas huesudas. Las mangas tipo campana te llegan hasta los dedos. Lo aprietas contra tu cuerpo, es tán cálido... Como él. Posee 6 botones negros, posados sobre el centro del abrigo. Su color chocolate oscuro, te sienta genial.
Sonríes, gritas:
       -¡Precaución mundo, hay una nueva chica chalada en París!




Querido Diario Turquesa : Y, este 7 de Noviembre, fué el principio de muuuuuuchos días junto a mi abrigo oscuro, y con él.

9 comentarios:

  1. Me encantan tus entradas..te sigo para así seguir leyendolas..Un beso :D

    ResponderEliminar
  2. Una entrada increible, como tantas otras, planteas un concepto del amor muy romántico a mi parecer y eso me agrada en gran medida.

    http://idiliomental.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. me encanta tu blogg !!
    IS FANTASTIC !!
    Te podrias pasar por el mio?
    y dejar comentario?
    y sit e gusta me sigues?? muhahaha
    piedo muchas cosas ee ahahah
    GRACIAS !!

    ResponderEliminar
  4. Me entanta tu blog, escribes genial. te sigo vale ?
    un besitoo http://www.n-icesmile.blogspot.com/

    ResponderEliminar